El ‘casting’ del K4 incorpora al gallego Arévalo tras renunciar Roza para “centrarse” en el K2 ante Copa del Mundo, Juegos Europeos y Mundial sub23

Trasona (Asturias), 8 abril de 2019.- El asturiano Pelayo Roza, el joven palista que venció a las estrellas del piragüismo español en el selectivo interno para configurar el K4 500, renuncia a participar en las pruebas finales, en las que el gallego Carlos Arévalo ocupará su lugar, al entender que “sinceramente entrar en esa embarcación era complicado”, por lo que prefiere centrarse en el K2 1.000, junto a Pedro Vázquez, con “objetivos muy ambiciosos” ante la I Copa del Mundo, los Juegos Europeos y el Mundial sub23.
“Finalmente no participaré en las pruebas selectivas para integrar el K4 500 que competirá en la I Copa del Mundo para las que me gané la plaza al ganar el selectivo sobre 350 metros”, ha comunicado Roza, que después de muchas reflexiones entiende que “sinceramente entrar en ese K4 era algo complicado, ya que es una embarcación que está muy bien trabajada desde dentro”.
El palista perteneciente a la Sociedad Cultural y Deportiva Ribadesella ha decidido “centrarse bien” en el K2 1.000 para la Copa del Mundo y los Juegos Europeos, formando pareja con el parragués Pedro Vázquez en una apuesta por “objetivos muy ambiciosos” para esta embarcación.
En el conocido como ‘casting’ del piragüismo español que la Federación Española lleva a cabo para seleccionar a sus representantes internacionales ante el elevado nivel de competitividad, los jóvenes Roza y Vázquez llegaron muy ajustados en meta con los vigentes subcampeones del mundo de K2 1.000 metros, el castellano-manchego Paco Cubelos y el vasco Iñigo Peña.
En el control celebrado en Trasona (Asturias), Cubelos (UCAM) y Peña (Zumaiako) han conseguido la victoria (3m.32s.964) en una regata muy disputada que dejaba patente el alto nivel del piragüismo español y constata el potencial del relevo generacional, con dos palistas sub23: Roza (SCyD Ribadesella) y Vazquez (Tudense) (3m.34s.484) emparejados durante toda la regata con los subcampeones del mundo sénior, los cuatro compañeros del grupo de entrenamiento que dirige el técnico Luis Brasero.
Esta semana, después de varios entrenamientos en el campo de regatas de Trasona (Asturias), está previsto un mano a mano entre la embarcación de los actuales subcampeones mundiales (Craviotto, Cooper, Toro y Germade) y la que conformarán los tres primeros a los que se unirá Arévalo, que tras Pelayo Roza fue el segundo clasificado en la final del test sobre 350 metros, que otorgaba la única posibilidad de entrenarse junto al K4.
Además, la pasada semana en la final del selectivo de la prueba de K1 200, Arévalo (Ría de Betanzos) se impuso en un final ajustado al castellano-leonés Carlos Garrote, vigente campeón mundial y europeo de la prueba.
— Enlace vídeo declaraciones Roza