El K4 500 intensifica en Trasona la preparación para protagonizar una gesta dentro de dos semanas en el Mundial 2018

Trasona (Corvera, Asturias), 10 agosto de 2018.- El K4 500 español, campeón de Europa y de la Copa del Mundo 2018, intensifica en Trasona (Asturias) su puesta a punto para el Mundial de Piragüismo 2018 que se celebrará del 23 al 26 de agosto en Montemor (Portugal) donde la tripulación que dirige Miguel García aspira a protagonizar la gesta de imponerse a las grandes potencias, especialmente en el mano a mano que mantiene con Alemania.
El K4 500 está integrado por tres campeones olímpicos en Río: Saúl Craviotto, Cristian Toro y Marcus Cooper Walz y el subcampeón mundial Rodrigo Germade.
Entrenan juntos desde el pasado mes de mayo cuando concluyó el control selectivo para determinar quienes serían los cuatros tripulantes de la embarcación, que en 2017 se proclamó subcampeona del mundo con el zamorano Carlos Garrote como marca, al que en la nueva composición le reemplaza Craviotto, poseedor de cuatro medallas olímpicas.
Miguel García valora los triunfos logrados por el K4 español en el Campeonato de Europa y la Copa del Mundo en las dos únicas competiciones internacionales en las que tomó parte este año, pero sabe que todos los candidatos a la victoria están “muy cerca” unos de otros, en especial el barco alemán al que Craviotto, Toro, Cooper y Germade aventajaron solo por 8 centímetros y que saben que acuden al Mundial con “hambre de revancha”.
“Tenemos las cosas claras y sabemos cómo tenemos que competir. Mejoramos aquellas partes en las que queríamos hacerlo y en las que podíamos tener algún déficit”, ha declarado el técnico, que asegura que el equipo va con “mucha ilusión de dar un buen espectáculo” y de que la gente que se desplace hasta Montemor, cercano a Coimbra, aprovechando la cercanía de España, vea que el K4 está “fuerte, en la líneas de los últimos años”.
Sobre el campo de regatas ha indicado que es una pista en la que ya han competido en otras ocasiones, ha alertado de que tiene un “poco de miedo porque se trata de una pista cerca del mar, orientada de una manera en la que perjudican los vientos predominantes en esta época, de manera que si el viento sopla lateral las calles de la uno a la cuatro van protegidas, aunque esto forma parte de la competición y no queremos pensar en eso porque forma parte de la competición”.
García ha precisado que en el Mundial 2018 solo Craviotto y Toro, vigentes campeones de Europa de K2 200, duplicarán su participación, ya que palearán en esta prueba además del K4 500 mientras que Cooper y Germade, también medallistas continentales en K2 500 no remarán esta prueba en Portugal, ya que los horarios “se solapan”.
Saúl Craviotto afronta el Mundial con “muchas ganas e ilusión. Hemos hecho un trabajo increíble, en este último tramo nos hemos dejado el alma entrenando. También apetece terminar la temporada porque ha sido un año muy intenso, ya el proceso de selección nacional ha sido duro, luego la Copa del Mundo y el Europeo. Ahora con ganas de terminar por la puerta grande, queremos ir por la medalla, a poder ser de oro. Será poco a poco, primero ir pasando las eliminatorias y llegar a la final porque creo que podemos optar a algo grande”.
Cristian Toro ha comentado que lograr el título de campeones del mundo es algo que está ahí, de vez en cuando pensamos en ello, nuestro idea principal es ir a hacer la mejor prueba que podamos y todo va de la mano, si hacemos la mejor prueba estaremos lo más adelante posible y si esto conlleva estar en la primera posición está bien pero a mí no me gusta hablar de puestos, ninguno está pensando justo en la posición sino en vaciarse y hacer la mejor prueba”.
Marcus Cooper Walz ha asegurado que esta temporada está siendo “muy buena” con la medalla de oro en el Europeo y en la Copa del Mundo, lo que “da que pensar y aportar un chute extra de motivación para el Mundial, al que la gente llega más fuerte que nunca, si bien nosotros también vamos a hacerlo muy fuertes El objetivo es hacer la mejor regata de nuestra vida, si  hacemos eso las cosas van a ir bien”.
Rodrigo Germade ha indicado que desde su posición como último tripulante de la embarcación se ve un “poco difícil porque desde ahí atrás hay muy poca perspectiva. Vamos a intentar luchar por hacer una buena carrera y ver si sale un Mundial muy bueno”
Las medallas de oro logradas por el K4  forman parte del éxito logrado por la selección española de piragüismo en la I Copa del Mundo 2018, celebrada en Szeged mayo, en la que sumó 8 podios y de los 7 conseguidos en el Campeonato de Europa, disputado en Belgrado el pasado mes de junio.